Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No. 4-5

(doble)

SECCIÓN

páginas

de la 74 a la 74 de 80

la pizarra

Guadalajara, México - Diciembre de 1993

Principal | Índice


¿Qué se escribe o dibuja en una pizarra?

Prácticamente todo lo que la imaginación o la destreza pueda.

la pizarra

la sección de correspondencia de la tarea, pretende que los compañeros profesores hagan de este espacio su pequeña tribuna. Gracias.

Fax del planeta tierra a la humanidad

Profesor Juan Flores:

Me es muy grato enviarle esta misiva para solicitar su inclusión en la prestigiada revista que usted dirige. Para una mayor difusión de este mensaje, lo he dirigido también a otras importantes publicaciones.

Amada humanidad, que por tantos siglos me has llamado madre, hoy en los dinteles de un nuevo siglo te hago un llamado urgente en favor tuyo.

No comprendo cómo tú que te pregonas la especie pensante e inteligente, estás destruyendo el hábitat de todo ser vivo. En tu permanencia sobre mi faz, he visto nacer tu trayectoria desde el primer hombre hasta los genocidios causados por los intereses de los poderosos.

Con toda su potencialidad, eres la más vulnerable de las especies vivas. Si extingues a los insectos (por ejemplo) terminarás contigo misma, las cadenas alimenticias y los procesos que hay en la biodiversidad son indispensables para la vida del ser humano.

He sido pródiga hasta donde es posible. Sin embargo, con los desechos que arrojas sobre mí, estoy muriendo poco a poco.

Curioso es que en aras de la ciencia invades los espacios vitales para tu sobrevivencia con elementos mortales para todos; conciencia, palabra que se usa en todo acto de reivindicación pero que no es sólo darse cuenta, es en mi caso conocer causas y efectos, interiorizar el valor de mi conservación en favor tuyo.

Se extingue una especia animal y vegetal por día, pierdo 26 mil millones de toneladas de tierra cultivable al año, que genera alimentos para todos.

Mis mantos acuíferos se resecan por el desperdicio que haces del agua de lluvia y la demanda es cada día mayor para saciar tu sed. El aire lo estás volviendo venenoso y para los seres vivos es vital. En aras de la comodidad los desechos plásticos invaden mi superficie y no puedo degradarlos, unos por su naturaleza, otros porque la cantidad rebasa mi capacidad de degradación.

Todo para ti es desechable. El hambre como un fantasma se sentirá en los campos de cultivo, que día a día se convierten en planchas de pavimento y viviendas incontables.

El agua se reseca en mis entrañas y la sed es... ¡insoportable! el “efecto invernadero” se está sintiendo con el calor y el descontrol de la temperatura en las estaciones del año.

¡Detente ahora! Sálvate a ti misma, ¡oh, humanidad deshumanizada! Si no tienes alternativas te daré algunas:

  • Para purificar el aire lleva a cabo programas permanentes de afinación en todos los vehículos automotrices.

  • Construye en cada colonia o escuela un pozo de absorción que me permita alimentar los mantos freáticos, así asegurarás el abasto de agua.

  • Siembra árboles cuya especie esté adecuada a las condiciones del medio físico, una hectárea de bosque genera 20 toneladas de oxígeno.

  • Y lo que es primordial, enseñar a la niñez a tener una actitud de respeto y cuidado por la “madre naturaleza”.

  • A la generación adulta le pido hacer uso de su derecho a la participación ciudadana y hagan oír su voz ante los que toman decisiones trascendentales para el destino del mundo, para mi protección, pues de eso depende conservarme como hogar para las generaciones futuras.

De no hacer un cambio positivo para mí en nuestra relación ¿crees que existiré para el siglo xxi?

Y tú, ¿sobrevivirás como especie?

Con amor al género

La Tierra

(María Beatriz Hernández García, coordinadora del Programa de Ecología, Unidad Médico Odontológica, osej)

Principal | Índice