Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No. 4-5

(doble)

SECCIÓN

páginas

de la 38 a la 40 de 80

... el rollo

Guadalajara, México - Diciembre de 1993

Principal | Índice


El conflicto en Chiapas y el factor educativo

Juan Campechano Covarrubias*

* Área de investigación de la Normal Experimental de San Antonio Matute, municipio de Ameca, Jalisco.

A mis alumnos de la Normal Fray Matías de Córdova

y de la Normal Superior de Chiapas.

Es probable que cuando aparezca este artículo, se haya dado pasos importantes para la pacificación en el estado de Chiapas. Sin embargo es también probable que conforme pasen los días (de susto, dolor y muerte para algunos, de euforia y de simpatía para otros). Los indígenas y las causas que provocaron ese levantamiento continúen ahí.

El propósito de este artículo, es enunciar algunas observaciones de mi estancia en los altos de Chiapas y en todo ese estado(1979-1981), comentar lo que a mi juicio son elementos que se encuentran en el origen de la actual crisis. Al final concluiré con proposiciones que consideró se podrían tomar en cuenta, para que en el ámbito educativo se den acciones que contribuyan a superar el estado de cosas actual y no a perpetuarlo.

 

El origen de la crisis

Es necesario ubicar diferentes niveles y perspectivas de análisis para pensar en el origen de los actuales problemas. A un nivel macrosociológico y que involucre al sistema social en su conjunto, encontraríamos una sociedad profundamente desigual, en el cual en uno de sus extremos estarían los indígenas, se ha repetido hasta el cansancio que el actual modelo económico favorece una mayor concentración de la riqueza, ¿saben nuestros prósperos inversionistas lo que significa que una familia viva con menos de 100 nuevos pesos al mes? El sistema político también llega a imponer formas y autoridades que la mayoría de los indígenas no sienten tan propios como sus autoridades. Todo el ciudadano sabe como opera el sistema político en México, ¿se sabe a ciencia cierta quién llenó el más de 90% de los votos emitidos con que ganó el partido en el poder en la zona de conflicto? En síntesis, hay dos historias una de riqueza y otra de pobreza que conviven en una misma realidad, una economía nacional y una política nacional que tiene en los indígenas a sus víctimas predilectas. A un nivel intermedio, encontramos una historia propia del estado con sus diferentes regiones y sus formas de ser, no es lo mismo Tuxtla Gutiérrez, que San Cristóbal de las Casas o Tapachula, pero a su vez en los altos de Chiapas, no es lo mismo estar con los tzeltales, que con los tzotziles o los tojolabales, por poner un pequeño ejemplo, los grupos tienen semejanzas y diferencias . ya se ha escrito acerca de las cifras que corresponden al estado de Chiapas; su población bilingüe o que sólo habla otra lengua diferente del español, los analfabetos, los que carecen de servicios públicos (luz eléctrica, drenaje, agua potable). De la cantidad de recursos del PRONASOL, se señala, aunque no se ahonda, en los asesinatos de indígenas a manos de terratenientes, algunas veces apoyados por judiciales y elementos del ejército o de pugnas religiosas. De los diferentes tipos de prejuicios de las "gentes de razón" en torno a los indígenas (tontos, flojos, borrachos, cerrados, tercos, etc). Las investigaciones necesarias evidenciarían la corrupción en el desvíos de recursos materiales y financieros de organismos internacionales y estatales, que deberían haber sido destinados a promover el desarrollo de las comunidades indígenas por el hecho de no poder comprar una mejor justicia.

En el ámbito estrictamente educativo no descubro el hilo negro cuando digo que en muchas comunidades no ha llegado el profesor asignado, el salón de clases permanece cerrado y los libros están ahí llenos de tierra. Que en otras comunidades los días de clases son tres a la semana, además se dan clases en español que la mayoría de los indígenas no hablan.

Que la escuela ofrece imágenes y modelos que no significan nada para los niños, porque no están en su cultura y en su experiencia. El hecho de habilitar muchachos indígenas como promotores no garantiza que su capacitación sea suficiente para enfrentar un proceso de enseñanza aprendizaje con niños con características especiales. Si bien a partir de 1979 se dio un movimiento magisterial, que influyó en las conquistas locales y a nivel nacional, es también cierto que se perdieron muchos días de clases, atrasos que se vienen arrastrando. ¿Que pasa ahora que los precios del café han caído, con los indígenas que emigraban de los altos de Chiapas a la región de Soconusco?

¿Qué tan desarrollada está ahora una clase media constituida con indígenas? no lo sé, pero así como he señalado algunos otros elementos quedan muchos más. Los movimientos sociales no tienen una generación espontánea, hay elementos que los precipitan, pero sus causas tienen historia, revisemos la prensa y encontraremos que los indígenas estaban presentes en marchas de Palenque a México (Xi´nich), de San Cristóbal de las Casas a Tuxtla Gutiérrez con plantón en la plaza central, etcétera. Recuérdese lo que hicieron el general Absalón Castellanos Domínguez y el exsecretario de gobernación Patrocinio González Blanco Garrido, hay historia antigua e historia reciente. Por último, hay un nivel microsocial en donde se pueden analizar las relaciones cotidianas y de interacción en las comunidades escolares, familiares, comerciales.

La cotidianeidad nos haría ver qué tantos niños indígenas en las escuelas del centro de San Cristóbal de las Casas en turnos matutinos, cuántos blancos o mestizos trabajan como criados en las casas de huéspedes o familiares, cuántos "coletos" asisten a la secundaria nocturna, cómo es el trato comercial de los indígenas en las tiendas.

Lo cotidiano nos hablaría de la molestia, la indiferencia o la discriminación cotidiana del indígena, que consciente e inconscientemente asumen los "otros" con los que el indígena convive. Nos haría ver como muchos de los muchachos que llegan a estudiar normal a la universidad quieren aparentar ser mestizos y ocultar sus raíces indígenas. Veríamos como algunos indígenas han aprendido los mecanismos de la dominación y explotación de sus hermanos. Aparte, lo más probable es que a nivel de acciones externas a las comunidades y ciudades de Chiapas se les pueda cambiar leyes, tratar de que los recursos a los pueblos indígenas no se desvíen a otros propósitos, que se den medidas administrativas en lo relacionado a educación, salud y justicia. Que todavía estaría por verse si tendrán algún impacto real, yo sería igual que ellos de desconfiado en ese sentido. Es decir, creo que muchas acciones irán encaminadas a un nivel intermedio de lo social.

Donde creo que va a ser mucho problema es a nivel de soluciones macrosociales y microsociales, unas porque impactan en todo el sistema, por ejemplo, la capacidad del sistema para respetar formas de gobiernos por propias de los pueblos indígenas, las otras a nivel microsocial porque son la red cotidiana, el ámbito natural que la sociedad que en su dinámica produce, no se podrá de la noche a la mañana, y por ley o decreto pedir a los mestizos un trato desprejuiciado y digno hacia los indígena que ya han vivido diez, quince, 20, 40, 60 años en esa dinámica y entre más años de vida, más apropiado tienen el prejuicio y la discriminación.

Si bien en este apartado no doy pormenores de los aspectos escolares de la educación en los altos de Chiapas, en el siguiente apartado trataré de ir haciendo caracterizaciones y propuestas educativas concretas para cada rasgo que describa, es probable que parte de lo que voy a decir está ya dicho , se han hecho estudios de la educación el los altos de Chiapas (cfr. Modiano,1990), o de la educación indígena, (cfr. Varese,1982), sin embargo, espero que lo que sigue pueda aportar nuevos elementos de análisis.

 

El factor educativo elementos de una propuesta

  1. En la mayoría de las escuelas a las que asisten los niños indígenas los programas y libros de texto no contemplan un proceso a través del cual el niño vaya apropiándose de su cultura y de la cultura nacional. No se le educa en su cultura para conocer otra. La propuestas sería: 1) Incorporar a personas de las propias culturas (tzotziles, tzeltales, tojolabales, choles, mames) y grupos de especialistas para integrar currículas que partiendo de las culturas propias se fueran aproximando a la nacional; 2) También que para la construcción de conocimiento histórico, geográfico, biológico o matemático, partiera de lo vivido o lo que está fuera del ámbito de su experiencia.

  2. Un factor fundamental para acceder a otra cultura es conocer el idioma en que se expresa muchos de los profesores dan clases en español a niños que no lo entienden.

 

Propuesta

Preferentemente los indígenas deben ser maestros del propio grupo cultural y de preferencia de la misma comunidad.

  • En caso de los profesores que ya laboran y no conocen la lengua local, creo que es imprescindible que la aprendan.

    1. En muchas escuelas, sobre todo muy alejadas de los centros urbanos no asistían con regularidad los profesores. La propuesta sería establecer estímulos a éstos para arraigarlos en sus comunidades.

    2. Es probable que si comparáramos encontraríamos diferencias entre los alumnos de los demás estados y de los de Chiapas a nivel de rendimiento académico, a su vez las diferencias serían evidentes entre los indígenas y los no indígenas en Chiapas. La propuesta en este sentido se establecería con base en programas de enriquecimiento tanto cognoscitivo, como de contenidos disciplinares que tendieran a superar las carencias o deficiencias de la educación recibida hasta el momento. El criterio fundamental es que no se puede tratar igual a lo diferente. Lo que como ladinos valoramos en la escuela puede no ser igualmente valorado por el indígena.

    3. Creo que muchos de los niños indígenas desertan o fracasan en la escuela, primero por las condiciones económicas de sus familias y luego porque juegan con reglas de juego que no saben ni pueden jugar. Para integrar una propuesta hay dos problemas, uno es crear las condiciones económicas para que el niño o adolescente pueda seguir estudiando y lo otro es proporcionar aprendizaje significativos y que puedan ser útiles en la vida del niño indígena. Siempre, algo de lo peor de nuestras escuelas es que hacemos que nuestros alumnos hagan y aprendan cosas absurdas.

    4. En varias comunidades indígenas, por razones de trabajo, rituales o de tradición hay migración o no hay comunidades grandes, sino grupos de casas dispersos en ocasiones a distancias considerables. La propuesta es ofrecer una estructura escolar flexible y de acuerdo a los grupos, móvil , que pueda atender a los niños donde se encuentren. Esto implica que criterios como períodos y calendarios escolares serían flexibles, lo mismo el número de alumnos mínimo para construir un grupo escolar.

    5. Por último esta el factor de la discriminación y el racismo, es cuestión de actitud y de valores. Hay que reconocer el valor de alguien y de algo para cambiar de actitud. En ese sentido más que los conocimiento a veces educan las conductas, las actitudes y valores que llevan implícitas. La propuesta es:

      1. Saber qué actitudes hacia la cultura indígena tienen los profesores que trabajan con los niños en las comunidades indígenas.

      2. Elaborar una propuesta para la educación de actitudes y valores hacia las diferencias culturales.

      3. Enviar al trabajo en comunidades indígenas profesores que valoren sus culturas.

      Creo que con los profesores jóvenes y de nuevo ingreso esto es posible.

 

Conclusiones

A partir del movimiento armado del primero de enero de 1994 la política social será revalorada por cualquier nuevo gobierno y obviamente por el que está por salir. Si bien proporcionar una educación de calidad para las comunidades indígenas será de un alto costo, el punto de vista debe ser lo que perdemos todos por una educación de baja calidad a estos compatriotas. En todo caso los orígenes del conflicto se resolverán con hechos y no con declaraciones o propaganda, esperemos que pronto haya hechos.

La formula mágica para educar mejor es realizar un proceso educativo que tome en cuenta al otro en este caso al indígena, con sus características culturales, personales. No se puede ya pensar en una educación que se origine en los supuestos del poder, para ser inculcada a otros.

La sociedad está cambiando. Los cambios se dan en todos los niveles y todos los sentidos de la vida social. No sé hasta que punto quienes están en el poder se dan cuenta que así como los altos de Chiapas y la selva lacandona hay lugares donde la paciencia de las personas está llegando a un límite, querer reducir lo que pasa a hechos aislados puede llevar a perder la perspectiva. Sin embargo, apostemos y juguemos a que los cambios pueden darse por vías no violentas. En ello todos tenemos responsabilidades que cumplir, si somos profesores y nuestra principal responsabilidad es educar, eduquemos mejor. Educar mejor para la igualdad, para la democracia, para la justicia, para la paz.

Espero que estas reflexiones contribuyan al análisis de propuestas para una educación mejor para los compatriotas indígenas de los altos de Chiapas.

 

Referencias bibliográficas

  • Nancy Modiano. La educación indígena en los altos de Chiapas. INI/CONACULTA. México, 1990.

  • Stefano Varese. Indígenas y educación en México. GEFE/CEC. México, 1983.

Principal | Índice