Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No. 2-3

(doble)

SECCIÓN

páginas

de la 73 a la 73 de 76

... la pizarra

Guadalajara, México - Enero-junio de 1993

Principal | Índice


La Tarea. En pocas palabras

Sr. Director:

El hacer una crítica de una obra parece ser una empresa fácil. El hecho de criticar un trabajo educativo, visto simplistamente, podríamos decir que cualquiera puede hacerlo; basta con un poco de voluntad, aunque los resultados obtenidos sean banales e inútiles; desgastadores y subjetivistas.

Frecuentemente criticar se ha relacionado con el hecho de buscar fallas o de encontrar el lado negativo de cualquier trabajo. Criticar; pues, desde este punto de vista es sinónimo de fatuidad. Encontrándose muy comunes las frases tan elaboradas y tan divulgadas de “eres un criticón” o “cómo fue criticado”, etc. Sin embargo, pese a lo anterior, hay quien concibe la crítica como un análisis profundo, sistemático y objetivo, entonces una crítica emprendida desde este ángulo, se transforma en constructiva.

Comparada con la tarea del hábil anatomista que destroza un cuerpo -en el buen sentido de la palabra- para escudriñar sus partes; estudiarlas y llegar a su conocimiento. Del mismo modo un crítico de una obra la destroza para escudriñaría y encontrar en ella los mensajes del autor o la belleza legada por él.

La Tarea es aún joven, recientemente vio luz en su edición; sin embargo viene a constituirse en un foro que da cabida a la opinión y a la participación de expertos en una diversidad de temas de interés de los docentes y demás personas.

Es una revista que trata a fondo cada uno de sus temas, donde el maestro puede encontrar una gran riqueza en cuanto al aspecto informativo, por tratar temas de carácter técnico-pedagógico. Caso particular, el presentado por Juan Campechano Covarrubias, donde hace una revalorización de ese aspecto tan espinoso para los estudiantes como es la enseñanza de las matemáticas. Hace una reseña de los problemas educativos de México, enmarcando su trabajo con los postulados epistemológicos de Jean Piaget, nos da una nueva visión de retomar el problema, citando aspectos importantes de cómo el niño puede tener acceso al pensamiento lógico-matemático, construyendo su propio pensamiento lógico. El hecho que se proporcione esta información a los maestros, que sólo se podría encontrar en textos demasiado caros para ser adquiridos por los docentes, ya nos habla del valor de la revista.

Es destacable de la misma manera el artículo presentado por el equipo de La Tarea, intitulado “A propósito de beatificaciones”, “Réquiem por los Maestros”, donde podría enfatizar un “viva” para los compañeros que presentaron este trabajo y por tratar el tema en forma tan amena y tan alejada del apasionamiento. Considero que hicieron un trabajo de gran calidad, ya que paso a paso nos develan una realidad que para algunos ya ha sido olvidada y para otros ocultada, como es la muerte y el maltrato a compañeros maestros, por parte de grupos fanáticos con una fe mal interpretada. Hay quienes han tratado de distorsionar los hechos históricos de aquella época de nuestro país. Enhorabuena por aquellos que se dieron a la tarea de investigar y presentar los hechos, así como nos lo presenta La Tarea, con veracidad y alejados del amarillismo que distorsiona y tergiversa la verdad.

Las reflexiones de la maestra Irma Gallardo Covarrubias sobre Colón y el descubrimiento, cuestionan seriamente la empresa de Cristóbal Colón. Criticando al conquistador, que vino a pisotear, mancillar y destruir una cultura con la única finalidad de apoderarse, sin comprender para nada la majestuosidad del logro alcanzado. Es un artículo breve pero que encierra grandes realidades. Son también valiosas las aportaciones de la doctora Blanca Rico, relacionadas con la enfermedad que es considerada como la peor amenaza del siglo XX; sus reflexiones nos obligan a pensar y a modificar nuestras actitudes y sobre todo a hacer reflexiones de los peligros a que se van a enfrentar las jóvenes generaciones y a lo que nos puede llevar dicho problema. Así como a ser más conscientes del tipo de educación que tenemos que impartir; debemos olvidar tabúes, como lo menciona la doctora y enfrentar el problema desde un punto de vista maduro y en el cual estamos involucrados los educadores.

El artículo de Ricardo Yáñez, de “el recreo”, tiene un estilo, y es muy bueno, es una excelente forma de ver el arte; sin embargo, nos obliga a pensar para comprender los conceptos vertidos, lo cual es bueno, todo lo que nos obliga a pensar nos desempolva y nos quita las telarañas del cerebro –válgame la metáfora para ser más explícito– pero hay otras obras más sencillas –no en calidad sino en cuanto al mensaje empleado– y más amenas, con las cuales nos podemos recrear y que podían incluir en su revista. Podría mencionar por ejemplo: los cuentos cortos de Juan Rulfo, las obras de Mariano Azuela, etc.

Esto es solo por referirme a algunos artículos, pues cubrirlos a todos sería muy extenso. Por lo anterior, la revista es de gran calidad; nuestro deseo más ferviente es que se siga haciendo un esfuerzo y se continúe con su publicación. Un sincero reconocimiento para quienes la hacen posible. Gracias y adelante.

Enrique Parada Morales

Secretario de Organización V, de la Sección 47 del SNTE.

Principal | Índice